Bebé de 8 meses muere por un error que todos los padres tienen que saber

Lamentablemente la historia que te voy a contar es muy triste, pero también nos deja una lección muy importante. La familia de Done captó el momento en que su bebé murió en los brazos de ello luego de haber luchado mucho contra una enfermedad terrible.

El pequeño se llamaba Harry Done, cuando murió al día siguiente de que los médicos lo diagnosticaron con una enfermedad que lo venía afectando desde semanas.

Los médicos pensaron en muchas cosas, lo diagnosticaron muchas veces, pero todo lo que pensaban estaba mal. Y es que al comienzo pensaron que solo se trataba de un resfriado común, pero cuando se formó la septicemia se dieron cuenta de que se trataba de algo mucho más grave. Pero les costó algunas semanas poder dar con el verdadero diagnóstico.

El motivo por el cual murió

Debo decirte que este caso, esta muerte se debe a la decisión que tomó el Ministerio de Salud de Reino Unido sobre extender el tiempo para recibir la vacuna contra la meningitis.

Debido a ello es que muchos niños menores de un año han sufrido varias consecuencias por contraer la bacteria.

Es muy triste lo que le ha ocurrido, Harry murió en los brazos de su madre con su cuerpito completamente destrozado por la meningitis B. El pequeño tenía el cuerpo hinchado, sus extremidades cambiaron de color y se pusieron púrpuras, porque tenía la sangre contaminada.

Los padres de Harry tuvieron que pasar momentos muy horribles, pero al final decidieron suspender el soporte vital, no querían verlo sufrir más, mucho menos cuando lo médicos le informaron que tenía una lesión cerebral.

Rodeado de la gente que lo quería

Antes de desconectarlo del soporte vital, la pareja llevó un sacerdote para que le diera la bendición y así pudiera ir al cielo en paz. Pero no fue la única persona en ir, fueron todos los familiares para despedirse, estuvieron presentes en el momento en que Harry murió en los brazos de su madre. La imagen fue realmente desgarradora, el pequeño no tenían ninguna oportunidad de salvarse.

Todo esto ocurrió porque el Ministerio de Salud decidió acortar el plazo para que los padres lleven a sus bebés a ponerse la vacuna contra la meningitis. Ahora son varios los niños que están pagando las consecuencias.

La madre de Harry decidió hacer pública su historia para que todos vean la importancia de colocar las vacunas, para que vean lo grave que esta enfermedad. Es muy triste, pero es una forma de aprender sobre lo que tenemos que hacer, la vida de nuestros hijos vale más que cualquier cosa.

Loading...
loading...

Comentarios